Post Image

Impresoras 3D en Arquitectura y Construcción

Si hay un área donde la impresión está experimentando un mayor desarrollo es en el de las impresoras 3D. Desde sus aplicaciones en el mundo industrial  (para la confección de piezas y repuestos) hasta en el campo de la sanidad (en la elaboración de prótesis, implantes e incluso trasplantes) pasando por la gastronomía, botánica o el diseño, las impresiones en tres dimensiones están viviendo una auténtica eclosión. La arquitectura no es ajena a este fenómeno. De hecho había adoptado ya su uso para la elaboración de maquetas o algunas estructuras. 

Obviamente una impresora de este tipo para un estudio de arquitectura es una herramienta prácticamente vital. Es cierto que las maquetas se pueden hacer a mano, pero con una impresora 3D rebajamos a la mitad el tiempo de fabricación y se pueden hacer numerosas pruebas.

Esta es nuestra maqueta de proyecto de la Iglesia del Santiscal:

La arquitectura y la tecnología están fuertemente vinculadas, siendo esta relación totalmente evidente en los edificios y construcciones de la revolución industrial. 

La transformación de la industria hacia modelos digitales obliga a contar con herramientas adaptadas. La adquisición de habilidades digitales es cada vez más esencial y en determinados sectores, además, se requiere el uso de herramientas muy específicas con las que debemos familiarizarnos a la misma velocidad casi que se desarrollan.

Todo el sector de la construcción puede tener grandes avances gracias a las impresoras 3D. Fontaneros, electricistas, albañiles… cualquiera puede implementar los productos de una impresoda 3D a su trabajo diario. Gracias a esta herramienta se pueden solucionar problemas concretos en las instalaciones, por ejemplo, alguna pieza que por su posición, orientación o forma, sea imposible de encontrar en el mercado y que tenga que realizarse a medida. Gracias a una impresora en 3D elaborar esta pieza será cosa de unas pocas horas. Sin embargo, quizá lo más llamativo, es la propia construcción en 3D

Cada vez van siendo más los arquitectos que usan las impresoras 3D para construir directamente sus proyectos. De hecho, si la impresión 3D reduce tiempos y costes es porque utiliza de forma más eficiente el material, a la vez que minimiza la cantidad sobrante; además permite formas y diseños que hasta el momento no eran posibles mediante los procesos de construcción tradicionales.

En 2018, la empresa Be More 3D presentó la primera casa construida en España (y la tercera del mundo) con una impresora 3D una vivienda de 24 metros cuadrados edificada como modelo piloto junto a la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

Os dejamos el enlace del video de la vivienda en Valencia.

https://www.youtube.com/watch?v=vT1Q7qEo-vM

malbarquitectos 2017

956 339 914 - 619 712 996